Por qué Inidress

Por qué Inidress

Mucho antes de que las empresas se dieran cuenta de que debían desarrollar una responsabilidad social que repercutiera en el entorno en el que desarrollaban su actividad, el sector sociosanitario ya registraba ejemplos en los que las compañías demostraban que no sólo les movía el beneficio.

Sin embargo, cuando empezó a generalizarse el concepto de RSE o RSC, la sanidad y los servicios sociales, especialmente las instituciones, no parecieron sentirse cómodos con el término. Surge así la necesidad de un nuevo concepto con el que definir la responsabilidad social en la sanidad y los servicios sociales: la Responsabilidad Social Sanitaria y Sociosanitaria.

Este término, que queremos impulsar desde Inidress, va dirigido a administraciones, instituciones, organizaciones profesionales, científicas, patronales y sindicales de cualquier sector interesadas en promocionar, defender y contribuir a la consolidación y crecimiento del sector sociosanitario.

La Responsabilidad Social Sociosanitaria está centrada en el paciente/ciudadano para responder a la creciente inquietud y la permanente expectativa de éstos en relación a la salud y los servicios sanitarios.

El Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sanitaria y Sociosanitaria (Inidress) es una asociación sin ánimo de lucro creada en 2013, cuyo propósito principal es agrupar, impulsar y dar visibilidad a las acciones socialmente responsables de los agentes del sector sociosanitario, así como de aquellos otros que tengan interés en este ámbito, ya sean administraciones, instituciones, organizaciones, entidades y empresas, públicas o privadas.

Cuenta con el apoyo institucional de las administraciones públicas sanitarias, tanto del Gobierno de España como de las Comunidades Autónomas, de las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado de España) y de los consejos generales de las profesiones sanitarias. Además dispone de socios que apoyan la acción del Instituto.

Entre sus líneas fundacionales, Inidress otorga al paciente la máxima consideración y de hecho aspira a convertirle en el centro de todas las acciones sociosanitarias socialmente responsables. Para lograrlo, una de sus principales funciones será promover la humanización del Sistema Nacional de Salud y velar por la igualdad efectiva de los derechos de los ciudadanos en su relación con los servicios públicos sanitarios.